Verano

Treinta y ocho grados un blues de fondo estrellas que iluminan y yo aquí, en la hamaca. Soy de los que todavía cierran los ojos y sueñan pero el mundo, verdaderamente es de los tadeo. Tadeo Benitez veintiseis años, kiosquero. Fue al zoológico se paró en el medio y gritó: ¡ viva la libertad !. El león fue el primero en romper la jaula lo siguió el elefante, y juntos liberaron al mono. Fueron por la jirafa y en media hora no quedaba ni el loro. Y porque existen los tadeo yo escribo escribo con un blues que acompaña estrellas hamacas , y claro también los treinta y siete grados .

Del libro "El ruido de los rios".

Tags:

Libros
Otras entradas
Buscar por categorias
Seguir
  • Facebook Classic
  • Google Classic
Web amigas