Que sea ley!




1.


“Las palabras llevan a las acciones, alistan el alma, la ordenan, y la mueven hacia la ternura” Santa Teresa


Y también hay veces en que, las palabras, son palabras nomás y ni idea hacia dónde es que llevan.


Porque las palabras pueden ser tiernas, o pretender ternura pero, a la vez, de tan alejadas de la realidad, de tan palabras nomás, transformarse en todo eso que no es la ternura.


Paul Auster, escritor norteamericano, cuenta una anécdota de una noche de diciembre de 1978, cuando ve el ensayo de una coreografía en la que varios bailarines bailan sin música, y él queda maravillado con lo que estaba observando. La gran revelación fue, para Paul Auster, escuchar a la coreógrafa intentando explicar lo que había sucedido... “Ella no pudo hacerlo, las palabras eran inadecuadas. Eran tan inadecuadas, tan opuestas a la belleza de lo que estaban construyendo los bailarines, que una grieta se abrió en mí. En ese espacio entendí, finalmente, la gran división entre el mundo y la palabra. Eso me liberó porque hasta entonces tenía una aproximación al tema que me dejaba en la equivalencia del mundo y la palabra.”


“Salvemos las dos vidas” es una bella expresión, llena de buenas intenciones, pero alejada del mundo este sucio y áspero en que vivimos los humanos. El aborto, legal o clandestino, existe y va a seguir existiendo.


“Salvemos las dos vidas”, para Gabriela Michetti, vicepresidenta de la nación, se parece más a la tan bestial crueldad de que somos capaces los humanos, que a la pretendida compasión que propone la frase. Gabriela Michetti, a la pregunta “¿No permitiría el aborto ni en casos de violación?”, responde “No. Lo dije claramente siempre. Lo podés dar en adopción, ver qué te pasa en el embarazo, trabajar con psicólogo, no sé”.


Ojalá que sea eso nomás, que la señora vicepresidenta no sabe, no tiene ni idea de lo que está hablando. Porque si se detuviera al menos un instante a pensar en sus dichos, se daría cuenta que lo que está proponiendo es que, una mujer que es violada, además del tormento que le representa el hecho en sí, tiene que después estar nueve meses con un embarazo de un bebé que no fue deseado, que es producto de una violación y no de un acto de amor.


"No me cierra de ninguna manera que despenalizar y legalizar sea una solución sobre el problema del que estamos hablando. Si una mujer quedara embarazada igual, ¿no es mucho mejor acompañarla a gestar esa vida, alumbrarla y darla en adopción?", dice Gabriela Michetti.


¿Y eso como se hace? ¿se le hace una marca personal a la mujer desde el test de embarazo hasta que de a luz? ¿Es eso factible?


¿Usted sabe, señora vicepresidenta, las mil y una razones por las cuales una mujer decide abortar? ¿Usted cree que el promedio de esas mujeres van a estar nueve meses de su vida con la panza embarazada cuando muy probablemente una de las causas por las cuales quiere interrumpir el embarazo es, justamente, no afrontar un embarazo frente a las personas que la rodean?... habrá algunas que, con un acompañamiento amoroso, puede que estén dispuestas a lo que usted propone y acepten dar en adopción a un niño que nace, y bienvenido que así sea pero, ¿no le parece a usted que justamente uno de los motivos principales por los cuales la mujer decide abortar es porque no percibe un acompañamiento amoroso a su alrededor? ¿no le parece un poco perversa la situación de una mujer pariendo un hijo no deseado para que al poco de nacer ese bebé se lo saquen de las manos con todo lo que implica para esa mujer haber transitado la experiencia del embarazo y el parto?


Hay veces en que las personas nos llenamos de palabras y creencias, pensamos que el mundo es lo que es nuestro lenguaje, que hay equivalencia entre el mundo y la palabra. Pero las palabras son palabras nomás, paradójicas, pueden pretender ser una cosa y ser muy otra cosa, ternura y crueldad, vida y aborto, “pro-vida” y amenazas de muerte a legisladores de la nación.


El mundo es mundo y las palabras son palabras. Según el neurocientífico Facundo Manes, "nosotros, los seres humanos, funcionamos con creencias. Desde chiquitos vamos adquiriendo experiencias personales y vamos formando como cristales donde vemos el mundo. Vamos por la vida desechando todo lo que no coincide con lo que pensamos y tomando todo lo que coincide. Y no cambiamos, generalmente, es difícil cambiar (…) por eso las políticas públicas no se basan en creencias sino en evidencia, y la evidencia nos muestra que en los países en los que se legalizó el aborto bajó la mortalidad materna y no aumentó el número de abortos".


Entre usted, señora vicepresidenta, y su compañera del cambio, la doctora Elisa Carrió, le soy franco, no logro discernir cuál de las dos tiene más dificultades para conectar con el mundo este de los días. Hace algunas semanas, la señora “Lilita”, justificando su postura en contra de la legalización del aborto, dijo " las chicas de 12 o 13 años que tienen hijos en general de un tío, de un hermano o del padre, de un patrón o de un hijo de un patrón, a esas mujeres, a esas niñas las van a llevar al hospital y las van a hacer abortar. Y hoy tienen hijos. Con eso lo que van a hacer es impulsar el 'derecho de pernada' "... Eso dijo la señora "fiscal de la república". La expresión “derecho de pernada” se refiere a un presunto derecho que otorgaba a los señores feudales la potestad de mantener relaciones sexuales con cualquier doncella, sierva de su feudo. Es decir, para Carrio, es preferible el statu-quo, que se sigan abusando de esas niñas y tengan hijos, antes que un estado presente que contenga a esas “chicas de 12 o 13 años” y que al menos haya una mínima posibilidad de escucharlas, contenerlas.


Ya llegaran los tiempos en que los historiadores hablen de estos tiempos como las épocas en que hablar fuerte, con cara de enojo y pretensión de verdad, eran consideradas virtudes en la vida pública.


Mientras tanto, palabras, palabras que llevan hacia la ternura o ni idea hacia dónde es que llevan…




2.


“El profiláctico no la protege de nada. El virus del sida atraviesa la porcelana” Abel Albino


Esto dijo, hace algunos días, el ¿médico? Abel Albino, cuya fundación es cercana al actual gobierno y recibe dineros por convenios con el Estado de la Nación, para intentar justificar en el “honorable senado” su posición contraria a la ley de interrupción voluntaria del embarazo.


El lenguaje tiene veces en que puede ser poético, abrir mundos, llevar a la ternura, y otras tantas en que simplemente es absurdo, ridículo, y dicho por ciertas personas en determinados ámbitos, convertirse en un acto francamente irresponsable. Para el presidente de la nación, Ingeniero Mauricio Macri, “Abel Albino es un batallador contra la desnutrición infantil. Tenemos que apostar a esto y dejar sus opiniones en otros campos." O sea que, para nuestro excelentísimo presidente, tan absoluto en tantos temas, las declaraciones de Albino entran en el plano de lo relativo, “son opiniones en otros campos” …


Ojalá sea que, nuestro excelentísimo presidente se permitió escuchar la disertación en la cámara de diputados del filósofo Dario Sztajnszrajber, cuando dijo que "el aborto es una cuestión política, no metafísica"... porque sobre metafísica –relativa-, podemos pasarnos horas y horas debatiendo sin llegar a un punto de acuerdo. Sobre cuando empieza la vida hay argumentos firmes y contundentes para cada uno de los gustos, pero la política es otra cosa, y la ley sobre interrupción voluntaria del embarazo es política, y como toda ley, trata sobre el modo que procuramos las personas para una mejor convivencia humana.


“Política, no metáfisica” o, dicho de otro modo, pensar y debatir sobre cuál es el rol del estado, para qué existe esto que llamamos "estado-nación" y cuales son sus funciones. Si el estado se propone "moral", o si simplemente se propone la búsqueda de un equilibrio para una mejor convivencia humana. A mi gusto, prefiero un estado donde cada vez menos cosas se pretendan resolver a través del código penal. Dicho de otro modo, si le tengo que elegir un oficio al señor estado, preferiría pensarlo como enfermero antes que policía.


El mismísimo Jesús de Nazareth, según cuenta la mitología cristiana, cuando le presentan a “una mujer sorprendida en adulterio” y le mencionan que según la ley esa mujer debería ser apedreada y le preguntan “tú, ¿qué dices?”, responde “el que esté libre de pecados, que arroje la primera piedra”… y nadie lanza ni una piedra, pecadores todos -y la mujer que se salva-.


Enfermero y no policía, compasivo y no vigilante, el mismísimo Jesús de Nazareth.



3.


“Los ricos defienden el aborto ilegal para mantenerlo en secreto y no pasar vergüenza. Estoy harto de que se nos mueran chicas pobres para que las ricas aborten en secreto." René Favaloro


Cuando empezó el debate público, tenía la sensación que los varones debíamos callar y sólo escuchar, que incluso la votación en el congreso debía ser solo entre mujeres, que al fin y al cabo los varones no tenemos la posibilidad de quedar embarazados y no podemos pretender legislar sobre otros cuerpos. Claudia, mujer, me hizo entender que los varones tenemos mucho que ver en el asunto, que para que haya embarazo se necesitan dos, y que este debate es una hermosa oportunidad por aprender. Entre tantas cosas que estamos aprendiendo, una es el modo femenino del debate, con mucha palabra, palabra, que la misma palabra "palabra" es femenina, al menos en este nuestro idioma castellano.


Y las palabras que también hacen a las leyes, con la paradoja de que el código penal argentino, el mismo que está en debate, fue escrito sólo por varones. Y tan raros que somos los seres humanos, que por lo general las leyes de avanzada, las más progresistas, las que nos hacen mejores personas como en su momento fue la ley de matrimonio igualitario, son las que se ocupan de los derechos de las minorías, a las que hay que darles una mano para que sean visibilizadas, escuchadas.


Pero aquí estamos legislando sobre el derecho de una mayoría -porque las mujeres son mayoría, sí-, y ahora que ya nada las va a frenar y que se viene, se viene la marea feminista, y nosotros los varones que sólo tenemos por agradecer todo eso que seguiremos aprendiendo... sobre todo del coraje, porque no me jodan, pero una mujer pariendo es coraje, y no un pelotudito con un arma en una mano, o apretando un botoncito para otra guerra más, tan del "que la tiene más larga" las guerras esas...


El coraje suele nacer del dolor, y esa es otra más de las tantas paradojas de esto que somos los humanos, y el dolor que tiene veces en que puede ser alegre, liberador. Porque en el aborto siempre hay dolor, pero ver esa alegría de tantas mujeres orgullosas con su pañuelo verde, abrazadas, con esa mezcla de risa y llanto tan típica del viejo blues de los negros, ufff, pero cuanto que vale la libertad... la libertad es fiebre cantaba Patricio Rey en el "blues de la libertad" y cuan paradójica es la fiebre, que nos enferma para sanar y cuanto de humanos que somos los humanos, que necesitamos de meternos en el barro para aprender a ser más humanos, menos dogmáticos, viendo la realidad tal cual es y no como nos gustaría que fuera.


Creo que mamá nunca nombró en casa la palabra "feminismo", ella simplemente siempre fue al frente, la enana superpoderosa... para que se den una idea, hoy, a sus casi setenta años, juega torneos de tenis con mujeres 35 años menores que ella, y encima les gana. Me está costando aprender que significa el concepto de "patriarcado", porque en casa mamá siempre fue bien power, con papá acompañándola en sus aventuras. Pero los años me han enseñado que no todo es como era en casa, ni todas las casas son la misma casa. En este aprendizaje acelerado sobre qué es esto del patriarcado, hace algunas semanas me pareció ver algo de "lo viejo" en Rusia, durante el mundial de fútbol, con algunos machotes que unos cuantos dineros se han gastado para viajar por ahí, y "la bruja" que se queda en casa con los chicos y acá que nos vamos de putas y nos hacemos los piolas grabando videos con mujeres rusas diciendo pavadas en un idioma que ni siquiera entienden.


Rusia, tierra de las paradojas, el lugar del mundo en que, hace más de cien años, la doña Rosa Luxemburgo dijo que su "ideal es un orden social donde nos sea dado, amar a todo el mundo"... y para amar en serio, o aprendemos de las pibas a ser todes cada vez más femeninos, o seguiremos de guerra en guerra hasta que nada quede.


Y como dicen las pibas… EDUCACION SEXUAL PARA DECIDIR ANTICONCEPTIVOS PARA NO ABORTAR ABORTO LEGAL PARA NO MORIR


No es Aborto si o no, es aborto legal o clandestino, es ley o hipocresía.


Que sea ley !


Andrés Lewin

Libros
Otras entradas
Buscar por categorias
Seguir
  • Facebook Classic
  • Google Classic
Web amigas